The Beatles – Abbey Road Rock Band Isolations (2012)


La música del video juego The Beatles Rock Band está codificada en un formato llamado MOGG (Multiple OGG), variante lossless del conocido formato Ogg Vorbis con una particularidad muy interesante: cada archivo se subdivide a su vez en múltiples archivos que corresponden a cada una de las pistas de la grabación. Pero lo mejor de todo es que esos mini-archivos pueden ser extraídos individualmente en formato WAV; el resultado son las piezas de rompecabezas que componen cada canción. Este recurso ha permitido a muchos bootleggers y fans ofrecer pistas aisladas perfectamente separadas en stereo (“stereo isolations”) sin tener a recurrir al efecto OOPS tal como se evidencia en buena parte de los boots y fan releases de los últimos años. Poco antes que cerraran Demonoid tuve la suerte de descargar este excelente trabajo de un fan (cuyo nombre por desgracia no tengo  a la mano) quien manipulando los MOGG’s del citado video juego preparó 2 versiones de Abbey Road: una instrumental y otra vocal. Los resultados son por supuesto, excelentes; el legendario album de Los Beatles totalmente instrumental por un lado y las pistas vocales sin acompañamiento por el otro. La sección instrumental es sencillamente espectacular pues la música brilla en sus más mínimos detalles: el ataque bajo-batería de ‘Come Together’, la sección de cuerdas de ‘Something’, el andar agónico de ‘I Want You’, la cálida belleza de ‘Beacuse’, el mágico esplendor de la mini-suite… la sección vocal si bien pierde efectividad en las piezas con largos pasajes instrumentales por razones obvias (‘I Want You’, la mini-suite) gana kilates en las canciones concretas donde las estupendas voces del cuarteto resplandecen sin obstáculos (bajo el solo de guitarra en ‘Something’ por ejemplo, hay un scat de Paul normalmente inaudible). Algunos temas en la parte instrumental empiezan con “count-in” y cada sección presenta una pequeña intromisión (la voz de Paul en la parte instrumental del estribillo de ‘Maxwell´s Silver Hammer’ , batería & guitarra rítmica en segundo plano de la parte vocal de ‘I Want You’) que supongo están así en las multitracks. Sin duda alguna que esta es una de las maneras más originales y refrescantes de rendir tributo a una de las obras maestras de Los Beatles.

The Beatles – The Forgotten Abbey Road Sessions (2010)


Los bootlegs dedicados a Abbey Road (pocos en verdad) no brillan precisamente por originalidad y novedad. Abbey Road Recording Sessions (YW), The Alternate Abbey Road (Pear Records) y The Other Way Of Crossing (Fake Odeon) ofrecen una buena selección de outtakes y mezclas alternas pero resultan bastante redundantes para quienes posean Artifacts, Unsurpassed Masters o Abbey Road NW8. La colección Abbey Road Deluxe Edition de Purple Chick amplía la oferta al incluir la versión Ebbetts del album original (tomada de la Blue Box) y varias Anthology mixes… pero en esencia todas no hacen sino reciclar lo ya oído cientos de veces. En ese aspecto The Forgotten Abbey Road Sessions (Forgotten Records) me parece la elección más acertada para quienes busquen algo diferente. Este doble CD condensa lo mejor de las outtakes pertencientes a las tristemente célebres Get Back sessions y que tras la cancelación del proyecto reaperecieron en Abbey Road. Todo lo aquí incluido está en A/B Road, la mega colección de Purple Chick con todo lo grabado por el cuarteto en Enero 1969, pero son 83 CD’s (¡!) y dudo que algún valiente voluntario esté dispuesto a bajarlos sólo para elegir las tomas de su interés así que demos las gracias a Forgotten Records por hacernos el favor. Contrariamente a su costumbre Los Beatles no grabaron toma tras toma bajo la dirección de George Martin sino que se limitaron a ensayar (temas favoritos, jams, nuevas composiciones) y eso es lo que encontraremos aquí: el embrión de Abbey Road que poco a poco se va formando en canciones. El doble CD se divide en 5 secciones que ofrecen la evolución de algunas piezas: ‘Something’ Sessions (4 temas), ‘Oh! Darling Sessions’ (11 temas), ‘Octopus´ Garden Sessions’ (4 temas), ‘I Want You (She´s So Heavy)’ Sessions (3 temas) y una sección miscelánea con ‘Sun King’, ‘Mean Mr. Mustard’, ‘Polythene Pam’, ‘Golden Slumbers’, ‘Carry That Weight’ y ‘ Her Majesty’. Una interesantísima colección que rompe con el tedio de otras relativas al legendario último album de Los Beatles con material que difícilmente encontraremos repetido en otras.

The Beatles – Abbey Road [DESS Brazil Fake Mono LP] (2006)


El último album de Los Beatles mezclado con sonido monofónico fue el doble blanco. Pocos meses después Yellow Submarine se lanzó también en mono pero se trataba en realidad de un “mono fold-down”, término usado para catalogar una copia directa de stereo a mono. A partir de Abbey Road todas las ediciones Beatle (juntos o solistas)  fueron exclusivamente en stereo, sin embargo en Brasil se prepararon versiones monofónicas de todos los lanzamientos de Apple hasta 1972. Al igual que con Yellow Submarine estas ediciones Brasileñas eran “fold-downs”, también conocido como “collapsed mono”; el proceso era tan simple como copiar la “stereo master production tape”  hacia otra cinta seleccionando previamente la opción “mono”. De esta manera la señal original en 2 canales “colapsaba” produciendo otra con todo el espectro junto en un solo canal (nota: la única excepción fue el album Hey Jude Brasileño donde sí seleccionaron las mezclas mono originales para 8 de los 10 temas). La razón por la que EMI Odeon Brasil recurrió a este artilugio no está clara; en mi opinión si se prensaban albumes en mono es porque había muchos equipos monofónicos en el mercado, como aquellos célebres tocadiscos “de maletín” con un sólo altavoz…. en 1972 Odeon Brasil terminó con esa práctica y los discos se convirtieron por arte de magia en el sueño húmedo de los coleccionistas. Sónicamente no hay nada fuera de lo común, pero si eres poco aficionado al sonido stereo de la época con separación extrema entre las voces y la música es entonces probable que temas como ‘Oh! Darling’, ‘Octopus´s Garden’, ‘You Never Give Me Your Money’, ‘Polythene Pam’  y ‘She Came In Through The Bathroom Window’ adquieran una nueva dimensión ante tus oídos. De hecho hay fans que aseguran que aún tratándose de mono “artificial” esta versión suena más compacta e incisiva que la original en stereo…. como siempre todo se reduce a escuchar y formarse cada quien su propia opinión. La presente es la edición del Dr. Ebbetts hecha en 2006 a partir de un rarísimo vinilo original.

The Beatles – Abbey Road [Japan Toshiba Black Triangle] (1983)


El 21 de Abril de 1983 la división Japonesa de EMI (EMI Toshiba) marcó un hito histórico al lanzar por primera vez en el mundo un album de Los Beatles en CD, Abbey Road. Para entonces la industria de los compact-discs estaba en pañales; muy pocos habían tan siquiera oído hablar de ellos y las primeras ediciones fueron dedicadas a la música clásica. Pero EMI Toshiba tenía plena libertad para elegir sus lanzamientos siempre y cuando se limitaran al mercado Japonés adelantándose así a sus competidores. El CD fue preparado a partir de las cintas de producción de primera generación, las mismas que Toshiba utilizó en los 60 y 70 para prensar Abbey Road en vinilo; la edición incluía un libreto de 20 páginas con las letras de las canciones en Inglés y Japonés además de un sonido prístino digno de Los Beatles. El CD se hizo muy popular entre coleccionistas y fanáticos del todo el planeta pero en 1985 fue retirado del mercado a petición de EMI en Londres; en ese año Los Beatles sobrevivientes & Yoko Ono estaban negociando el relanzamiento de los albumes en CD y decidieron estandarizar la discografía a nivel mundial eliminando cualquier edición foránea (incluyendo los albumes Norteamericanos) en especial este CD Japonés que competía con ellos mismos. Desde entonces la versión Black Triangle de Toshiba pasó a ser una de las piezas de colección más codiciadas y el patrón para comparar todas las sucesivas ediciones, y hasta hoy los melómanos más exigentes aún la consideran insuperable. Tras años de búsqueda logré dar con este rip tomado directamente de un CD original hecho con Exact Audio Copy. Mi opinión sobre la calidad sonora me la reservo pues he publicado antes otras versiones de Abbey Road catalogadas como “únicas” y prefiero que cada quien la escuche y ser forme su propio criterio. Eso sí, no dejen de quemarlo en un CD virgen y colocarlo en un buen equipo estéreo para apreciarlo en todo su esplendor.

The Beatles – Abbey Road [US Stereo IPS 7.5 Reel Tape]


Sin duda que la gran joya sónica de Ampex Tapes es Abbey Road. El (para muchos) mejor album de Los Beatles, uno de los más elogiados y uno de los más apreciados en el nuevo milenio nos ofrece en este “reel tape transfer” de Merileé Records  un sonido que sólo merece un calificativo: exquisito. No sólo es la amplitud del espectro sonoro sino la multitud de detalles que pasan por nuestros nuestros sorprendidos oídos. En líneas generales la batería de Ringo vibra como si estuviese en la misma habitación con nosotros, las líneas de bajo de Paul son más robustas y se las puede seguir sin perder detalle y los arreglos orquestales suenan crispantes. Aquí y allá saltan detalles que en los CD’s están sepultados en la mezcla (parcial o totalmente) como en ‘Come Together’ (las exhalaciones de John durante el break de piano eléctrico), ‘Maxwell´s Silver Hammer’ (el acompañamiento de guitarra acústica), ‘I Want You’ (durante el solo de guitarra los golpes de batería suenan reforzados  en el canal derecho por otro instrumento de percusión que pareciera unas congas),  ‘Here Comes The Sun’ (la guitarra eléctrica de George suena sin pausas a lo largo de toda la pieza) o ‘You Never Give Me Your Money’ (un punteo de guitarra en el último tramo que no había escuchado antes). Otros detalles aparecen aún más realzados en primer plano como el acompañamiento de sintetizador Moog en ‘Here Comes The Sun’, el clavicordio en ‘Because’ o el abrasivo diálogo de guitarras en ‘The End’. Hay un par de detalles menores (leve distorsión en algunos picos altos, más notoriamente en ‘I Want You’) que podrían provenir de la cinta fuente quizá ya usada varias veces o mal almacenada. Sea como sea resulta una experiencia deliciosa que todos los fans de esta obra maestra sabrán apreciar.