The Beatles – Abbey Road Rock Band Isolations (2012)


La música del video juego The Beatles Rock Band está codificada en un formato llamado MOGG (Multiple OGG), variante lossless del conocido formato Ogg Vorbis con una particularidad muy interesante: cada archivo se subdivide a su vez en múltiples archivos que corresponden a cada una de las pistas de la grabación. Pero lo mejor de todo es que esos mini-archivos pueden ser extraídos individualmente en formato WAV; el resultado son las piezas de rompecabezas que componen cada canción. Este recurso ha permitido a muchos bootleggers y fans ofrecer pistas aisladas perfectamente separadas en stereo (“stereo isolations”) sin tener a recurrir al efecto OOPS tal como se evidencia en buena parte de los boots y fan releases de los últimos años. Poco antes que cerraran Demonoid tuve la suerte de descargar este excelente trabajo de un fan (cuyo nombre por desgracia no tengo  a la mano) quien manipulando los MOGG’s del citado video juego preparó 2 versiones de Abbey Road: una instrumental y otra vocal. Los resultados son por supuesto, excelentes; el legendario album de Los Beatles totalmente instrumental por un lado y las pistas vocales sin acompañamiento por el otro. La sección instrumental es sencillamente espectacular pues la música brilla en sus más mínimos detalles: el ataque bajo-batería de ‘Come Together’, la sección de cuerdas de ‘Something’, el andar agónico de ‘I Want You’, la cálida belleza de ‘Beacuse’, el mágico esplendor de la mini-suite… la sección vocal si bien pierde efectividad en las piezas con largos pasajes instrumentales por razones obvias (‘I Want You’, la mini-suite) gana kilates en las canciones concretas donde las estupendas voces del cuarteto resplandecen sin obstáculos (bajo el solo de guitarra en ‘Something’ por ejemplo, hay un scat de Paul normalmente inaudible). Algunos temas en la parte instrumental empiezan con “count-in” y cada sección presenta una pequeña intromisión (la voz de Paul en la parte instrumental del estribillo de ‘Maxwell´s Silver Hammer’ , batería & guitarra rítmica en segundo plano de la parte vocal de ‘I Want You’) que supongo están así en las multitracks. Sin duda alguna que esta es una de las maneras más originales y refrescantes de rendir tributo a una de las obras maestras de Los Beatles.

The Beatles – Deconstructing Pepperland (2009)


Para finalizar con esta pequeña antología de “extravagancias” Beatle nada mejor que este curioso y misterioso boot titulado Deconstructing Pepperland. Se trata de la versión del célebre Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band basada en pistas aisladas (multitrack isolations) para cada uno de los temas del album incluyendo ‘Only A Northern Song’, el tema de George Harrison grabado originalmente para dicho disco pero finalmente descartado. En realidad se trata de una recopilación pues todas las pistas provienen de 4 bootlegs previamente conocidos: 1) el volumen 3 de Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band Deluxe Edition de Purple Chick, 2) el primer volumen de Beatles Rockband Extractions, 3) Kaleidoscope (ya tratado en el post anterior) y la caja de 10 CD’s Loveology. Todo el material fue escrupulosamente seleccionado y ensamblado para darle a la colección continuidad y unidad temática, y el resultado es realmente muy bueno. La fuente primaria son las multitracks en stereo del album en cuestión de modo que estamos hablando de música original 100% Beatle sólo que sónicamente desglosada para introducirnos de manera virtual en la sesión de mezclas del album y deleitarnos con el armado del rompecabezas. El origen de este boot es un misterio (como apuntaba al comienzo), la ausencia de datos en el artwork y el texto incluido en el pdf hacen suponer que se trata de una fan release, no obstante he visto copias físicas (doble CD) en algunas páginas de traders piratas al “módico” precio de 4 Euros/5 US$. El año de aparición es otra incógnita, sin embargo comenzó a circular por el ciberespacio en 2009 que fue cuando descargué esta copia en formato mp3 a 320 kbps con excelente calidad de sonido. Supongo que cuando tenga mi propio Home Theater (que espero sea muy pronto) ya no querré saber nada de boots como este pero mientras tanto escucharlos es toda una delicia, una inigualable experiencia si eres fan de Los Beatles interesado en el origen de los sonidos que componen algunos de sus más brillantes e inmortales discos.

The Beatles – Kaleidoscope (2000)


El presente Kaleidoscope es un doble CD (una fan release, supongo, pues no trae identificación de proyecto o sello discográfico alguno) que contiene “stereo isolations” (pistas aisladas en stereo) de 11 temas de Los Beatles pertenecientes a la banda sonora original de la película Yellow Submarine. La fuente para este trabajo fueron las pistas en Dolby 5.1 Surround del DVD de Yellow Submarine. Para quienes no los conozcan, estos DVD son reproducibles en equipos (home theaters o reproductores de DVD multicanal) dotados de 5 altavoces;  la mezcla obviamente debe estar hecha en  5 canales de modo que por cada altavoz -frontal derecho, frontal izquierdo, central, posterior derecho y posterior izquierdo- se escuche una quinta parte del espectro de la grabación para apreciar la música en todos sus detalles dentro de un marco envolvente alrededor del afortunado mortal que posea uno de esos aparatos. Para quienes no puedan darse el lujo, con estas extracciones se pueden escuchar cada una de dichas pistas por separado; 5 por canción en este caso. Gracias a estos trabajos es posible descubrir detalles que generalmente yacen ocultos en las mezclas mono o stereo convencionales. Sólo por citar un ejemplo presten atención a los 5 canales de ‘Only A Northern Song’; además de los efectos sonoros que asaltan por sorpresa nuestro oídos, resulta curioso caer en cuenta de como la parte vocal de George Harrison consta de 2 pistas diferentes superpuestas. Sin embargo mis favoritos de la colección son las 3 extracciones de ‘Nowhere Man’ -la original fue grabada en 4 pistas por lo que las extracciones de los canales posteriores están vacías- que nos permite disfrutar respectivamente de las armonías vocales, el backing track y la voz solista de John en todo su esplendor. Como bonus tracks no incluidos en los créditos se incluye los 5 extractos del primer interludio orquestal de ‘A Day In The Life’; resulta sorprendente como ninguno suena igual al otro.